sábado, 14 de noviembre de 2009

Carolina de Mónaco y sus hijos, en el funeral de una cuñada de Stefano Casiraghi

Con el gesto serio y triste, Carolina de Mónaco viajó a Italia para acompañar a la familia del que fue su segundo marido Stefano Casiraghi, que falleció en 1990, en uno de sus momentos más delicados. La hermana del príncipe Alberto asistió al funeral por el alma de Laura Sabatini, cuñada de Stefano, que falleció a la edad de 51 años. De luto riguroso, Carolina expresó su pesar por lo sucedido, al igual que hicieron sus tres hijos mayores.

Andrea, Carlota y Pierre, también con atuendos oscuros y sin quitarse las gafas de sol, estuvieron en la ceremonia en memoria de su tía, que se celebró en la iglesia de Santo Stefano, en la localidad italiana de Fino Mornasco, donde está la casa familiar de su padre. Sólo los amigos más cercanos estuvieron presentes en el templo.

El 29 de diciembre de 1983 la princesa Carolina de Mónaco contrajo matrimonio civil (serían sus segundas nupcias tras el enlace con Phillipe Junot, que duró dos años, de 19787 a 1980) en el Palacio Principesco de Montecarlo con el multimillonario Stefano Casiraghi. Junto a él encontró la estabilidad y formó una familia. Tuvieron tres hijos: Andrés Alberto Casiraghi (8 de junio de 1984), Carlota (3 de agosto de 1986) y Pierre (5 de septiembre de 1987). Pero un trágico accidente náutico le costó la vida y, el 3 de octubre de 1990, Carolina perdió a su marido.